Ir al contenido

Maternidad Clandestina

Según los testimonios de ex detenidos y la investigación de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, hay al menos 10 denuncias de mujeres embarazadas que pasaron por este CCD y al menos 3 menores estuvieron privados de su libertad y de su identidad. Posteriormente su identidad fue restituida.

El ex CCD Comisaría 5ª formó parte de la estructura represiva, que tomó su forma definitiva a partir del golpe de estado del 24 de marzo de 1976, pero que comenzó a gestarse y a operar antes de esa fecha.

En apretada síntesis el país se dividió en cinco zonas, éstas divididas en Subzonas, las cuales estaban subdivididas en las denominadas Áreas. Subzonas Capital, 11,12 13,14, 15 y 16 dentro de la Zona 1.

En la Subzona 11 tuvo asiento el conjunto de centros clandestinos conocido como “Circuito Camps”. Este circuito dependía de Ramón Camps, quien era, en ese momento, Jefe de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

La denominación “Circuito” deviene del hecho de que los prisioneros ilegales eran trasladados varias veces de un CCD del Circuito a otro sin seguir un patrón común.

Al menos 29 CCD integraron el “Circuito Camps” distribuidos en todas las Áreas de la Subzona 11 y en 9 Partidos del Conurbano Bonaerense.

Los prisioneros eran alojados tanto en Brigadas de Investigaciones como en Comisarías y Destacamentos e incluso en las sedes de las Unidades Regionales.
En algunos casos simultáneamente con detenidos legales aunque ocupando distintos sectores de los edificios, la gran mayoría de los prisioneros llegaron allí luego de pasar por otros centros clandestinos de detención pertenecientes al “Circuito Camps”.

Existió asimismo intercambio de prisioneros entre CCD internos y externos al Circuito. A modo de ejemplo, se registran traslados de y a la Comisaría 8va. de La Plata; de Arana y “Pozo de Arana”, o Brigada de San Justo. COT 1 Martínez a Pozo de Quilmes: Pozo de Banfield a la ESMA, al Banco, provenientes de Mar del Plata, Bahía Blanca, etc.

Cadena de mando: Dicho CCD dependía de la cadena de mando directa que funcionó dentro del Comando de Zona I, a cargo del Primer Cuerpo de Ejército, con asiento en Capital Federal y jurisdicción sobre la casi totalidad de la Provincia de Buenos Aires, La Pampa y la propia Capital Federal.

Dicha Zona I estaba dividida en Subzonas y estas a su vez divididas en Áreas. La comisaría 5ª se encontraba en la Subzona 11 a cargo de la Brigada de Infantería Mecanizada X, con asiento en la ciudad de La Plata y jurisdicción en parte de la Provincia de Buenos Aires, específicamente sobre los partidos de San Andrés de Giles, Luján, Mercedes, Gral. Rodríguez, Marcos Paz, Gral. Las Heras, Navarro, Lobos, Cañuelas, Esteban Echeverría, Lomas de Zamora, Avellaneda, La Matanza, Quilmes, Florencio Varela, Berazategui, Almirante Brown, La Plata, San Vicente, Brandsen, General Paz, Monte y Lanas.

Su Unidad de Comando directa fue el Área 113, la jefatura del área correspondía al Regimiento 7 de Infantería Mecanizada de La Plata. El Órgano de Inteligencia de la Subzona 11 era el Destacamento 101 de inteligencia del Ejército de la ciudad de La Plata. Este dependía de la Jefatura II de inteligencia del Comando Mayor del Ejército. Pero operaba como órgano de inteligencia de la Subzona 11.

La Zona 1 a su vez centralizaba la información y se apoyaba operativamente, en la Central de Reunión de Inteligencia (CRI) del Regimiento 3 de Infantería de la Tablada.

Toda la información que se obtenía en todo el territorio nacional se centralizaba en el Batallón 601 de Inteligencia del Ejército; la cual dependía directamente de la jefatura II de Inteligencia del Estado Mayor del Ejército.

Uno de estos grupos operacionales era el Comando de Operaciones Tácticas (COT) las secciones del “COT” era un “Grupo de Tareas” que actuaba “haciendo inteligencia”, es decir decidiendo a quienes secuestrar, llevando a cabo los secuestros, participando en las torturas y decidiendo el destino final de las víctimas. Los “Grupos de Tareas” estaban integrados por miembros de distintas fuerzas con apoyo de la Policía Federal y/o de las policías provinciales.

Al igual que en muchos otros campos de concentración que funcionaron en la Argentina durante la última dictadura militar, en varios de los pertenecientes al “Circuito Camps” se vio a representantes de la Iglesia Católica en actitud de clara complicidad y colaboración con los represores.

Es conocido que el Capellán Von Wernich participó activamente en la experiencia fallida de “recuperación” de prisioneros que Camps implementó en la Brigada de Investigaciones de La Plata.

 

>> Volver a Espacio para la Memoria y la promoción de los DDHH Ex CCDTyE "Comisaría 5ta."