Ir al contenido

La Subsecretaría de DDHH a cargo de Matías Moreno se presenta como querellante institucional en la causa por las muertes de Federico Godoy y Franco Orellano ocurrida en diciembre de 2020.

Autoridades de la Subsecretaría de DDHH mantuvieron una reunión en la localidad de Lanús en el Colegio de Abogados de Avellaneda-Lanús con autoridades del Colegio, Concejales de la localidad y familiares de Federico Godoy.

En la misma se realizó la presentación del caso y se comunicó la decisión de la Subsecretaría de involucrarse como Querella Institucional en la causa judicial que investiga el hecho ocurrido el 28 de diciembre de 2020 en la localidad de Lanús.

Asimismo se compartió la necesidad del compromiso de las instituciones y organizaciones locales para el acompañamiento a las familias en el pedido de justicia, el impulso de la investigación y lograr, eventualmente, la realización de un Juicio que determine las responsabilidades penales de los agentes policiales.

Por otro lado, se pensaron estrategias que visibilicen la violencia institucional en el territorio, sensibilice sobre la temática y remarque la importancia de la defensa irrestricta de los derechos humanos en las situaciones ante las fuerzas de seguridad provinciales y locales; como también la necesidad de discutir reformas democráticas sobre el Poder Judicial que garanticen investigaciones profundas que conduzcan a evitar la impunidad y a la reparación de las familias.

La Subsecretaría interviene desde el inicio de los hechos, poniendo a disposición de las familias la contención y asesoramiento del Equipo de Acompañamiento y las herramientas jurídicas para que se impulse una investigación pronta, exhaustiva y eficaz en pos del esclarecimiento de los hechos.

La posibilidad de intervenir como Querellantes Institucionales surge de la reforma de un Decreto firmado por el Gobernador Kicillof que le permitía a la Subsecretaría de DDHH a constituirse en parte querellante en causas de Lesa Humanidad y que ahora incorpora las violaciones de DDHH cometidas por fuerzas policiales, efectores de salud y servicios penitenciarios, autorizando a intervenir bajo esa formalidad.

Hechos.

El 28 de diciembre de 2020 cerca de las 23hs, Federico Godoy y Franco Orellano se subieron a un auto de Cabify (empresa de transporte) que habían pedido previamente. En circunstancias que aún la Fiscalía no puede determinar, Gastón Lorenzo Cortez, quien se encontraba trabajando en la app de Cabify fuera de su horario de servicio policial, de civil y portando su arma reglamentaria, les disparó a ambos jóvenes. Federico murió al instante y Franco posteriormente en el Hospital Narciso López.

Participaron de la reunión la presidenta del Colegio de Abogados de Avellaneda-Lanús Adriana Coliqueo y los/as concejales del Honorable Concejo Deliberante de Lanús, Natalia Gradaschi, Diego Martirian y asesores del concejal Víctor de Gennaro.

La Subsecretaría se presenta como querellante por la muerte de dos jóvenes